viernes, 10 de mayo de 2013

Iglesia de Santa Anna


Os propongo lo siguiente: ir a Plaza Cataluña, comenzad a bajar por Puerta del Ángel, tomad la primera calle a la derecha, calle de Santa Anna y atentos hacia la mitad de la calle (en el nº 29), porque veréis, casi escondido, un portal que puede pasar desapercibido y desde el que asoma una floristería.
 
 
 
Entrad y, ¡oh sorpresa!, ante vuestros  aparecerá la plaza  Ramón Amadeu y la Iglesia de Santa Anna.
 
 
Después de haber pasado por el bullicio de esta zona, os asombrará la tranquilidad de este rincón.
 
“Es un lugar escondido, de las gentes y hasta parece que del tiempo, y se accede a ella desde una plaza rodeada por todos sus lados de edificios modernos y cuyas dos puertas, abiertas a través de las casas, una hacia la calle Santa Anna y otra al pasaje Ribadeneyra, se cierran por la noche dando más protección y misterio al lugar”.
 



 
Enfrente vemos la Iglesia, y la entrada al claustro. En la plaza destaca una antigua cruz de término (cruz de piedra, que suele estar ubicada cerca de la entrada de poblaciones, monasterios o al lado de los caminos y que tenían la función de dar la bienvenida o despedir a los viajeros y peregrinos) A la izquierda una plaza con bancos para tomar un descanso.

 
 

Vamos a visitar la Iglesia (entrada 2€). La puerta de acceso, de arco apuntado, es de alrededor de 1300.
 

El templo forma parte del conjunto del Monasterio de Santa Anna. Aunque es de estilo gótico (siglo XV), conserva la estructura románica inicial (siglo XIII), con planta de cruz griega. Tiene capillas añadidas y modificadas posteriormente. En 1936 sufrió un gran incendio, por lo que tuvo que ser reconstruida.
 



 
El año 1881 se declaró monumento nacional y también ha sido declarada Bien cultural de interés nacional.
 


Grupo escultórico de Santa Anna

Además de por su valor artístico, la iglesia de Santa Anna también llama la atención por su historia. Es la sede de la Orden de los Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén en España.
 


Esta orden, formada por monjes guerreros, tiene su origen cuando el emperador Constantino I decide edificar un templo sobre la cueva donde supuestamente fue depositado el cuerpo de Cristo, y ordena que unos monjes sean los encargados de custodiarlo. En 1.141 un grupo de canónigos de la Orden llegaba a Barcelona enviados por el patriarca de Jerusalén. En 1145, se inician aquí las actividades de esta nueva fundación que es regía por la regla monástica agustiniana, a imitación de la orden del Temple.
 
 

Por toda la Iglesia y el claustro podemos encontrar la Cruz templaria de Caravaca o del Santo Sepulcro, cruz patriarcal de doble brazo horizontal.También encontramos la insignia de una cruz formada por las cinco cruces rojas.
 
 
La bóveda es octogonal, también de simbología templaria.
 
 
En el interior de la iglesia hay varias esculturas y retablos.
 


 

Este Cristo crucificado fue restaurado después  de que fuera destrozado en 1936.
 
Durante mucho tiempo multitud de peregrinos venían a visitar la Capilla de los perdones o capilla del Santo Sepulcro, ya que equivalía a peregrinar a la original en Jerusalén y de esta forma todos los pecados eran perdonados.

 
El grupo escultórico del Santo Sepulcro es una copia del original de 1482 obra de Gabriel Guardia, que se encuentra desde 1936 en el Museo Diocesano.

En frente está la capilla del los deportistas con la estatua de la Moreneta.

 
A finales de los años 50 se propuso su creación. El proyecto se hizo realidad con la despedida del deportista Joaquim Blume, muerto en accidente aéreo en 1959, y cuya capilla ardiente se instaló aquí junto con su esposa y cuatro gimnastas más. Durante toda la noche y hasta la hora del sepelio, desfiló una gran multitud que posteriormente acudió al entierro, estimada en más de cincuenta mil personas.

 
En la memoria de mi madre está grabado este momento como impresionante. Además para ella tiene otro recuerdo significativo: uno de los deportistas que murieron con Blume, Josep Aguilar, un muchacho de 16 años, era vecino suyo. Recuerda como la madre antes del accidente, repetía que su hijo moriría en ese avión. Y otro de los deportistas fallecidos era compañero de mi padre en el equipo de atletismo de la Seda de Barcelona. Una ciudad tan grande y a veces tan pequeña...

 
Los frescos son de 1964, obra de Ignasi Maria Serra i Goday y representan distintos deportes.
 
Debajo sobre unos plafones de mármol se han colocado los escudos de las federaciones catalanas.


En el lado derecho del crucero se encuentra otra capilla con frescos policromados en cúpula y paredes que están realizados por Pere Bruna. La poca luz y los fuertes focos no me dejan hacer una fotografía decente que enseñar.

 
Camino de la puerta del claustro nos encontramos con otro elemento destacable: la sepultura del caballero Miquel de Boera capitán general de las galeres da las Españas, que luchó contra los franceses en la batalla de Ravenna y en la defensa del Rossellón.
 
 
En frente, la capilla de la Virgen de Guadalupe. La imagen sale de procesión por las calles del centro de Barcelona para celebrar la fiesta de la patrona de Úbeda.
 



 
Salimos al claustro (S. XIV), un autentico remanso de paz.  Como curiosidad, tiene acceso directo desde la iglesia y desde la calle, algo poco corriente.
 


 

 
 
El pozo tiene una piedra angular traída desde Jerusalén.
 
 
Desde el claustro se accede a la sala capitular (siglo XV).
 


 
Para finalizar, os informo de que aquí se celebra un ciclo de conciertos, llamado Art de Guitarra que ofrece la posibilidad de disfrutar de una hora de buena música en la capilla de la iglesia.
 



Esta entrada se la quiero dedicar a mi amiga Anna V., seguidora del blog y que siempre me anima a continuar.



Más información

7 comentarios:

  1. El grupo escultórico del Santo Sepulcro a mi me da mucho respeto es como...inquietante.
    No sabía que la capilla era en honor a Blume y que casualidad toda la relación con tus padres. Creo que un día paseando por Montjuïc me encontré su tumba pero busco y busco y creo que no la fotografié.
    Siempre me ha llamado la atención los conciertos de guitarra pero nunca me he parado para asistir a uno...algún día.
    Un petó!

    ResponderEliminar
  2. Hola Neus, es curioso que el conjunto escultórico del Santo Sepulcro te parezca inquietante, la verdad es que a mí me hace sonreir, si te fijas algunas de las esculturas tienen cara de dibujo animado. Les hice fotos, pero por la falta de luz no me quedaron suficientemente definidas.
    Respecto a la capilla de los deportistas, no se hizo en honor a Blume, ya estaba prevista su creación, pero su muerte fue la que impulsó definitivamente la realización del proyecto. Revisaré el texto para que quede más claro.
    Yo tampoco he ido a los conciertos, también lo tengo pendiente; a éste y a los que hacen en la Iglesia del Pi. Como tú dices, algún dia..
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. El recorrido que realizas y como lo compartes es estupendo, gracias. Pero deseo comentar que no estoy de acuerdo en que cobren entrada, una iglesia por bella que sea no puede ni debe cobrar para ser vista. Monserrat, San Pedro, la Catedral, la Basílica de la Concepción, etc, etc, no cobran nada. Me gustaría saber el motivo de que el obispado lo permite. Los concierto es otra cosa....

    ResponderEliminar
  4. Señor Anónimo, le informo que si que hay iglesias que cobran por visitarlas, la catedral cobra bastante mas que Santa Anna, el Pi lo mismo. Santa Anna fue declarada "Monumento Nacional" en 1881, Tambien "Bien de interes cultural" por la generalitat, pero solo eso no hay ayudas para mantenimiento, es lamentable que se opine sin conocimiento, y no se obliga a pagar, solamente se pide una colaboración para poder mantenimiento y poder tenerla abierta, de todos modos siempre se puede entrar a la capilla del Santísimo para orar, oir misa, o meditar, los días de fiesta y o domingos se celebra en la nave principal, por lo que se puede entrar sin pagar, tampoco estaría mal informarse antes de opinar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sea como sea, la Iglesia en general tiene dinero suficiente y de sobras como para no cobrar por visitar monumentos que nos pertenecen a todos.
      Ya se ahorran suficiente no pagando IBI que sí pagamos los ciudadanos de a pie...

      Eliminar
  5. Hice una ruta guiada por la iglesia y comentaron que un solo dia al año se hacia una misa templaria con su vestuario, me podrias decir que dia se realiza?

    ResponderEliminar
  6. shhhh!no lo publiques q se enteran los turistas y fastidian lo tranquilo de este oasis para esa zona ;). Muy buena la explicación de como un sitio tan fascinante queda recogido y "escondido" en ese interior de manzana, lo q facilita no este lleno de gente como en otros lugares.

    ResponderEliminar